Panamá

Bienvenidos a Panamá

Con sus transparentes mares turquesa, cafetales y bosques nubosos, Panamá ofrece relajación y aventura a partes iguales.

Verano interminable

Con multitud de islas desiertas, tranquilo ambiente...

Bienvenidos a Panamá

Con sus transparentes mares turquesa, cafetales y bosques nubosos, Panamá ofrece relajación y aventura a partes iguales.

Verano interminable

Con multitud de islas desiertas, tranquilo ambiente caribeño a un lado y olas enormes en el Pacífico al otro, Panamá ofrece lo mejor para la vida playera. Y al borde del agua comienza otro mundo, que se puede descubrir haciendo submarinismo con tiburones ballena en el Pacífico, buceando por los arrecifes multicolores de Bocas del Toro o navegando a vela por Guna Yala, cuyas islas vírgenes apenas han sido pisadas. Y mientras tanto los surfistas se obsesionarán por tener todas las olas de primera categoría para ellos. Esto es el paraíso.

Panamá cosmopolita

La costa de un azul cegador y los rascacielos relucientes recuerdan a Miami, aunque muchos comentan con guasa que se oye más inglés en Panamá. Ciudad de Panamá es dinámica y culturalmente diversa, rústica y sofisticada. Ya está listo el primer metro de América Central, el casco histórico está renovado y se acaba de completar una ampliación enorme del canal. Hay que ver lo más peculiar de la ciudad. Uno puede pedalear por las zonas verdes de la costa, explorar el casco viejo o asistir a una actuación vanguardista para darse cuenta de que esta capital tropical no ofrece solo salsa: esta no es más que un acompañamiento.

Al aire libre

En Panamá, la naturaleza hay que descubrirla. Se pueden explorar las ruinas de los fuertes españoles en la costa caribeña o adentrarse en territorios autóctonos en una canoa. La fauna es incidental: un resplandeciente quetzal en la senda de las tierras altas, un grupo rebelde de monos aulladores fuera de la cabaña o una ballena que emerge del agua y convierte el viaje en ferri en un acontecimiento lleno de adrenalina. El turismo de aventura incluye sobrevolar la selva, nadar junto a tortugas o hacer senderismo y contemplar las sublimes vistas de los bosques nubosos. Este pequeño país tropical con dos largas costas ofrece un gran lugar de recreo y aventura.

Aventura en un mundo perdido

No hay que llegar hasta Darién para salirse de los caminos trillados, aunque quien lo haga, habrá encontrado uno de los lugares con mayor biodiversidad del planeta. Hay que ir a los lugares agrestes: empaparse en la espuma de las altas cascadas cercanas a las tierras altas de Santa Fe; visitar uno de los siete grupos indígenas de Panamá; vivir las fantasías de ser un náufrago en Guna Yala o descansar en una playa virgen de la península de Azuero. Panamá puede ser todo lo salvaje que uno quiera.

Por qué me encanta Panamá

Carolyn McCarthy, autora

En un mundo donde están desapareciendo lo salvaje y las culturas autóctonas, Panamá, contra todo pronóstico, conserva intacta su esencia. Caminar por las selvas, ver tocar la conga y navegar entre islas tropicales es una maravilla y un deleite para los sentidos. La fauna es increíble, tanto en los lugares predecibles, como las aguas de la isla de Coiba, como en tramos de selva preservada a las afueras de la capital. Para mí Panamá es una convergencia: una explosión de naturaleza, culturas y creencias, en esa desordenada disposición musical que es la vida diaria en Latinoamérica. Toda esa energía alimenta al viajero, que verá el mundo de una forma nueva.

Ciudad de Panamá, Panamá
Ana J Cárdenas500px
Puente de las Américas, Panamá
Maria Maarbes_Shutterstock
Canal de Panamá, Panamá
dani3315_Shutterstock
1
Ciudad de Panamá es Latinoamérica en todo su esplendor: ceviche, casinos y un montón de edificios que se apilan unos encima de otros, recortados contra el horizonte. La transformación de esta ciudad...
2
El canal es uno de los mejores atajos del mundo, atraviesa la divisoria continental, uniendo el Atlántico y el Pacífico. Y merece la pena ver esta maravilla. Tan impresionantes como los imponentes...
3
No hay que perderse el barrio histórico de Ciudad de Panamá, el casco viejo, lleno de antiguos conventos y adoquines. La arquitectura colonial puede recordar a La Habana, pero aquí el tiempo no queda...
4
Conviene llevar prismáticos. Con 220 especies de mamíferos y 978 de aves, Panamá es adictivo para los naturalistas. Los guacamayos macaos, tucanes, perezosos y monos ardilla son solo algunas de las...
5
No sorprende que este archipiélago caribeño sea el primer lugar de vacaciones de Panamá). Se puede pedalear hasta la playa, tararear al ritmo de un improvisado calipso en isla Bastimentos y hacer...
6
Las numerosas fiestas panameñas ponen de manifiesto el abanico de culturas que aglutina esta pequeña nación. Desde las celebraciones de los congos caribeños en Portobelo a las coloridas tradiciones...
7
Boquete, centro de aventuras y retiro en la montaña a partes iguales, es un imán para expatriados, jubilados y viajeros de todo tipo. Los aficionados a las aves van para atisbar el resplandeciente...
8
Este parque marino es un verdadero mundo perdido de prístinos ecosistemas y fauna única. Se pueden espiar bandadas de guacamayos macaos, enormes bancos de peces, ballenas jorobadas que migran con sus...
9
Aquí hay poco que hacer aparte de negociar el precio de un coco, mecerse en una hamaca o bucear por aguas turquesa, pero muchos encuentran el paraíso en este archipiélago. Conocido en la zona como...
10
En los trópicos, las tierras altas son el equivalente de un soplo de aire fresco. Las tierras altas de Panamá ofrecen una selva exuberante con diminutas ranas doradas y cafetales cubiertos de neblina.
11
Hacer submarinismo con el raro tiburón ballena, recorrer el océano en kayak rodeando islas deshabitadas, hacer rafting en las tierras altas o, simplemente, nadar en aguas repletas de peces tropicales.
12
Preciosos paisajes de colinas, playas solitarias y el murmullo de las olas: esta península rural se ha convertido en el mejor lugar de escapada. La cultura española tiene raíces aquí y se nota en el...
13
Este pequeño pueblo surfista, con hotelitos y albergues frente a las olas, está lejos de la carretera asfaltada. Aquí la naturaleza es un deleite y los complejos hoteleros aún suenan a algo lejano.
14
El único volcán de Panamá domina el paisaje de las neblinosas tierras altas de Chiriquí. Está a 3474 m de altitud y es el punto más alto del país. Los entusiastas pueden emprender la ascensión antes...
15
Una excursión de un día desde Ciudad de Panamá permite llegar a uno de los mejores lugares de avistamiento de aves del mundo. El Parque Nacional Soberanía alberga una de las selvas tropicales más...
1
Para probar el Panamá tropical, se puede empezar con la animadísima capital. Se explora la ciudad y se ven las ruinas coloniales y lugares emblemáticos como el famoso Canal de Panamá, mientras se...
2
Tanto en autobús como en vehículo propio, se puede ir por la Interamericana en una ruta que alterne playas pintorescas y bosques nubosos de las tierras altas. Se pasan los primeros días explorando...
3
Si urge salir de los caminos trillados, esta ruta marinera lleva a la península de Azuero, en la costa del Pacífico, y al corazón afrocaribeño y las partes más alejadas de Guna Yala (y casi a Colombia...
Mapa
Panamá

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.
iati seguros

Artículos más leídos

Polinesia Francesa, playa Rangiroa
Selección de algunas de las playas más bonitas del mundo, todas envueltas en la magnética y paradisiaca atmósfera del trópico.
Vpommeyrol / Getty Images
Sri Lanka
En 2013 hay lugares que celebran aniversarios importantes, eventos culturales extraordinarios y acontecimientos que merecen un viaje.
Igor Uriarte Capetillo
Isla Magdalena, Chile
Hay muchos espacios protegidos y parques naturales que están esperando ser descubiertos. Una vuelta al mundo sin turistas a la vista.
Lynda - Flickr

Dónde dormir

Con más de 1.750.000 alojamientos e innumerables ofertas que se actualizan a diario, el viajero podrá reservar el hotel, la villa, el apartamento o incluso el riad ideal para disfrutar al máximo su estancia.