Bienvenidos a Mongolia

La agreste Mongolia es un destino intrépido donde se vive la cultura nómada en inmensos y vírgenes paisajes.

Un país abierto

...

Bienvenidos a Mongolia

La agreste Mongolia es un destino intrépido donde se vive la cultura nómada en inmensos y vírgenes paisajes.

Un país abierto

Mongolia vivió en la burbuja soviética durante gran parte del s. XX. Una generación después de la caída del comunismo, el país ha resurgido como una joven democracia con una economía basada en la minería, la agricultura y el turismo. Parte de los recursos se reinvierten en instalaciones turísticas, como el nuevo aeropuerto internacional de Ulán Bator. Los visados son sencillos de conseguir y algunas nacionalidades ni los requieren. La competencia entre los operadores turísticos ha redundado en mejores servicios. Los viajes no siempre resultan cómodos y en muchas zonas los servicios son básicos.

El medio natural

Los mongoles son conscientes de la belleza de su país. Si se les pregunta, se entusiasmarán hablando de sus paisajes de estepas inmensas, agrestes montañas, límpidos lagos y de la fauna silvestre y ganado. Algunas zonas son tan salvajes que se puede conducir todo un día sin ver apenas señales de la presencia humana. Experimentar la naturaleza en estado puro es lo que atrae a tanta gente. Los habitantes de Ulán Bator han empezado a descubrir su propio país y el camping es una actividad popular. Las zonas protegidas cubren casi una quinta parte del territorio y el Gobierno desea ampliarlas.

Hospitalidad nómada

La cultura nómada mongola es célebre: se puede dormir en una yurta pastoril tradicional de fieltro, ayudar a reunir el rebaño, montar a caballo o vivir la naturaleza. El legado de Gengis Kan y el renaciente orgullo nacionalista intensifican la experiencia, y la hospitalaria cultura facilita el contacto con el pueblo. En un mundo lleno de cerraduras y verjas, resulta grato conocer a gente deseosa de abrir sus puertas. Pero en Mongolia es costumbre que los huéspedes correspondan a la hospitalidad con unos obsequios para los niños.

Algo más que hierba y caballos

Este país seminómada está cambiando y sus ciudadanos emigran en masa a Ulán Bator y otras ciudades en busca de oportunidades de trabajo o estudio. De hecho, muchos mongoles han adoptado plenamente la economía, el capitalismo y el consumismo globales. Rurales o urbanos, los mongoles se enorgullecen de sus instituciones democráticas de participación cívica. Deseosa de formar parte de la comunidad mundial, Mongolia envía soldados en misiones de paz por todo el mundo y se promociona para acoger las conversaciones de paz del noreste asiático. Visitar Mongolia hoy es vivir en medio de estas notables transformaciones.

Por qué me gusta Mongolia

Michael Kohn, escritor

Durante 20 años he recorrido cada rincón de Mongolia escribiendo sobre la historia del budismo en el desierto de Gobi, buscando ladrones de ganado en el noroeste y presenciando ceremonias chamánicas ancestrales en el este. Me encanta cruzar el país, disfrutar de los paisajes vírgenes, los ríos cristalinos y los valles sembrados de yurtas. Cada viaje trae nuevas aventuras y encuentros inesperados. Aunque su carácter y su fascinante cultura son entrañables, mi amor por Mongolia es principalmente por su gente generosa y hospitalaria, siempre dispuesta a acoger al extranjero, informar, cotillear y mostrar lo mejor del alma humana.

Información práctica

 
1
Los mongoles adoran el naadam, una impresionante fiesta de dos o tres días con competiciones de lucha profesional, carreras de caballos y tiro con arco. Aunque naadam significa “juegos”, la fiesta es...
2
Con sus escarpadas montañas, serenos valles y campos floridos, el paisaje mongol pide ser explorado a pie. El senderismo aún es una actividad nueva en Mongolia, pero se puede practicar en lugares como...
3
  Los ajados monasterios (khiid) budistas que puntean el paisaje son una puerta abierta a las raíces espirituales mongolas. Los lamas, jóvenes y ancianos, permanecen sentados en silencio en los...
4
De todas las experiencias que el viajero puede vivir en Mongolia, la más memorable será la visita a las tradicionales yurtas de fieltro. Aunque por fuera parecen simples tiendas, una vez dentro...
5
Paseos a caballo Si los mongoles han cruzado su país a caballo durante miles de años, ¿por qué no imitarles? Aunque se pueden dar paseos de un día cerca de Ulán Bator, las mejores rutas están en el...
6
La caza con águilas ha sido durante siglos un deporte de los nómadas de Asia Central. Marco Polo ya mencionó a las grandes rapaces que poseía Kublai Kan. Hoy este deporte sigue vivo solo en una...
7
La idea de ir al inhóspito Gobi de vacaciones haría que Marco Polo se revolviera en su tumba, pero las condiciones del viaje han mejorado en los últimos 800 años y hoy es posible visitarlo con...
8
La maravilla natural de Mongolia es el Khövsgöl Nuur , un lago de 136 km de longitud en el límite sur de Siberia. Para los mongoles es un lugar muy espiritual, donde habitan unos poderosos nagas ...
9
No hay que perder la ocasión de realizar la ruta de Gengis Kan. Conviene hacerse con el Mongoliin Nuuts Tovchoo (La historia secreta de los mongoles), montarse en el todoterreno y dirigirse al este.
10
Mongolia es un territorio ideal para observar animales salvajes. En el este pueden verse centenares (a veces miles) de gacelas cruzando las llanuras. En las zonas montañosas, sobre todo en el Gobi,...
11
Respecto a la cocina, los mongoles sacan todo el partido a los limitados ingredientes. Los más en los platos tradicionales son la carne (sobre todo cordero), la harina y lácteos como requesón seco y...
12
Ulán Bator ha crecido hasta convertirse en un dinámico centro de comercio, cultura y ocio. El tráfico y las multitudes pueden resultar agobiantes, pero desde el centro se puede llegar a pie a casi...
13
Un viajero del tiempo que retrocediese 70 millones de años encontraría el desierto de Gobi más frondoso y húmedo que hoy. La fauna también sería diferente: en vez de asnos salvajes y gacelas, estaría...
14
Los monasterios budistas (khiid) que salpican el paisaje representan la ventana más inmediata a las raíces espirituales del país. Lamas de todas las edades se sientan silenciosamente en bancos...
1
Salidas breves desde Ulán Bator permiten conocer la vida rural sin perder mucho tiempo recorriendo las interminables carreteras del país. Desde Ulán Bator hay que dirigirse al Parque Nacional de...
2
Esta región invita a dar agradables caminatas por praderas, bosques y lugares históricos, pero lo mejor es que apenas hay turistas. Con un todoterreno de alquiler, se sale de Ulán Bator hacia el...
3
Los aimags occidentales invitan a emprender rutas y expediciones de aventura. Los atrevidos podrán estrenar sus bicicletas de montaña, canoas o equipos de montañismo. Se puede empezar volando a...
4
Esta ruta combina desierto, estepa y algunos de los principales lugares históricos del país. Es ideal para realizar excursiones a caballo o en camello, senderismo en las dunas y observación de fauna.
5
Los aimags del norte recuerdan la estepa siberiana, una extensa región de suaves praderas, montañas y lagos, donde es posible conocer la fe chamánica autóctona y encontrar pastores de renos. La...
Mapa
Mapa de Mongolia para preparar tu viaje a Mongolia de la forma más sencilla

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.
iati seguros

Artículos más leídos

Gastronomía rusa, Siberia, Rusia
La gastronomía rusa no defraudará al viajero porque es tan rica, variada y sorprendente como lo es todo en este inmenso país.
Lazebnaya_Julia_Shutterstock
Viajero con mochila
Echarse a los hombros una vieja mochila y lanzarse a recorrer caminos que han servido de inspiración para toda clase de viajeros.
Richard Giles - Flickr
Transiberiano, Rusia
No se puede negar el romanticismo de un viaje largo en tren. Estos son 10 viajes para disfrutar de un ritmo pausado acompañado por los paisajes cambiantes.
Boccaccio1 - Flickr

Dónde dormir

Con más de 1.750.000 alojamientos e innumerables ofertas que se actualizan a diario, el viajero podrá reservar el hotel, la villa, el apartamento o incluso el riad ideal para disfrutar al máximo su estancia.