Información y Consejos de Salud para ir a Mongolia

Con el clima seco y frío y la baja densidad de población de Mongolia, las enfermedades infecciosas no proliferan como en los países asiáticos tropicales. No obstante, lo agreste del paisaje y el rudimentario estilo de vida presentan sus propios desafíos. En verano son comunes las lesiones por caídas de caballos. En invierno, las mayores amenazas son la gripe y la neumonía, que en noviembre se extienden por todo el país. En caso de enfermedad grave, la propia embajada puede informar sobre médicos occidentales. En caso de emergencias graves quizá convenga trasladarse a Seúl o Beijing. Si se está fuera de la ciudad, conviene volver a Ulán Bator para ir al médico. Los siguientes consejos son solo una referencia; no hay que dejar de visitar a un médico con experiencia en medicina de viajes.

Antes de partir

Para la salud del viajero, la prevención es clave. Con un poco de planificación, en particular si hay enfermedades previas, se evitarán muchos problemas. Conviene ir al dentista antes de iniciar un viaje largo, llevar gafas o lentes de contacto de repuesto y llevarse la prescripción de la graduación. Las medicinas deben llevarse en sus envases originales, claramente etiquetados. También es conveniente llevar una carta fechada y firmada del médico que describa las patologías del viajero y la medicación que sigue (con nombres genéricos). Quizá no se encuentre el medicamento que se busca; la mayoría de las medicinas proceden de China y Rusia, y las etiquetas no estarán en alfabeto latino, así que más vale llevarse todo lo que se pueda necesitar en cantidades de sobra y repartirlo por el equipaje; así siempre se tendrán provisiones, aunque se pierda algún bulto.

Seguro médico para Mongolia

Cobertura Si el seguro médico que se posee no cubre los gastos en el extranjero, conviene contratar otro. Para más información, consúltese www.lonelyplanet.es.

Política de pagos Aunque lo mejor es tener una póliza que abone las facturas del hospital directamente, en lugar de tener que pagar primero y reclamar después, el único lugar de Mongolia donde aceptan este procedimiento es la clínica SOS Medica Mongolia (11-464 325, emergencias 9911 0335; www.sosmedica.mn; Gran Anillo, edif. 4a, native.surround.trembles; 9.00-18.00lu-vi).

Patologías preexistentes Hay que declarar a la compañía de seguros cualquier afección preexistente; si no, quizá luego no cubran los problemas derivados de la misma.

Actividades de aventura Pueden requerir un seguro específico: hay que asegurarse de estar cubierto en caso de caída de un caballo o de una moto. De lo contrario, la evacuación de emergencia sale cara: no es raro que la cuenta supere los 100 000 US$.

Botiquín

He aquí una lista de artículos que convendría llevar en el botiquín: consúltense en la farmacia las marcas disponibles en el país de origen.

  • Crema antibacteriana (p. ej., mupirocina)
  • Antibióticos (solo con prescripción): para viajes lejos de centros urbanos; llévese la prescripción por si se necesita comprar más
  • Crema o polvos antimicóticos (p. ej., clotrimazol): para infecciones por hongos en piel y boca
  • Medicación antináuseas (p. ej., proclorperazina)
  • Antiséptico (como Betadine): para cortes y rasguños
  • Aspirina o paracetamol: para dolores y fiebre
  • Vendas, tiritas y otros apósitos para cubrir heridas
  • Loción de calamina, aloe vera u aerosoles para quemaduras y picaduras
  • Comprimidos para la gripe y el resfriado, pastillas para la garganta y descongestivo nasal
  • Repelente de insectos (con DEET)
  • Loperamida o difenoxilato: bloqueadores de la diarrea
  • Multivitamínicos: pueden ser útiles en viajes largos, si la ingesta de vitaminas es inadecuada
  • Rehidratadores (como Sueroral): para evitar la deshidratación en caso de diarrea (especialmente importante si se viaja con niños)
  • Tijeras, pinzas y un termómetro: téngase en cuenta que las aerolíneas prohíben el transporte de termómetros de mercurio
  • Protección solar, protector labial y colirio
  • Tabletas para purificar el agua o yodo (contraindicado en mujeres embarazadas o personas con problemas de tiroides)

Webs

Lonely Planet (www.lonelyplanet.es) Un buen punto de partida para más información.

Viajes internacionales y salud (www.msssi.gob.es) Publicación del Misinterio de Sanidad español que abarca los principales riesgos para la salud en los viajes, según las recomendaciones de la OMS .

Organización Mundial de la Salud (www.who.int/ith/en) La OMS publica un libro estupendo llamado International Travel & Health, revisado anualmente y disponible gratis en línea.

Lecturas recomendadas

Salud y viajes de Janet Wilson-Howarth.

La salud en sus viajes en 200 preguntas de Jean-Paul Ehrhardt.

Viajar con niños Guía Lonely Planet útil para quien viaja en familia.

En Mongolia

Disponibilidad y coste de la asistencia médica

Consultas En Ulán Bator abundan las consultas médicas, pero hay que escoger bien el hospital y el médico. Hoy hay hospitales privados con instalaciones modernas. Quien mejor puede aconsejar es la propia embajada.

Precio Una visita al médico puede costar unos 5 US$, aunque SOS Medica (11-464 325, emergencias 9911 0335; www.sosmedica.mn; Gran Anillo, edif. 4a, native.surround.trembles; 9.00-18.00 lu-vi), clínica de confianza en Ulán Bator con médicos occidentales, cobra unos 195 US$.

Medicación La mayoría de los fármacos de uso general se pueden comprar sin receta.

Zonas del interior La atención sanitaria lejos de la capital es bastante pobre, pero va mejorando en algunas capitales de aimag. Llevar a niños pequeños a estas regiones conlleva un riesgo.

Salud de la mujer Fuera de las principales ciudades es difícil encontrar compresas y tampones.

Enfermedades infecciosas

Brucelosis

  • Suele contagiarse al tomar leche sin hervir o queso casero. La manipulación de carne cruda con heridas en las manos también puede ser causa de infección.
  • En los seres humanos, la brucelosis provoca fuertes dolores de cabeza, musculares y articulares, fiebre y fatiga. Puede causar diarrea y, después, estreñimiento.
  • Los síntomas pueden aparecer entre cinco días y varios meses tras la exposición, aunque el tiempo de incubación medio es de dos semanas.
  • La mayoría de los pacientes se recupera en 2-3 semanas, pero si se vuelve crónica puede reaparecer esporádicamente durante meses o años y provocar problemas de salud a largo plazo. Raramente causa la muerte, aunque es posible.
  • La brucelosis es una enfermedad grave y para diagnosticarla es necesario hacer análisis de sangre. Si se sospecha que se puede haber contraído, hay que acudir a un médico, preferiblemente fuera de Mongolia.

Peste bubónica

  • La plaga que acabó con un tercio de la población europea en la Edad Media suele aparecer en puntos remotos de Mongolia a finales de verano. Casi el 90% de los casos registrados se dan en agosto y septiembre.
  • La enfermedad (también conocida como peste negra) suele transmitirse a través de los roedores y las pulgas que los parasitan, con sus picaduras. Entre humanos se puede transmitir a través de la tos.
  • Provoca fiebre y la inflamación de los nódulos linfáticos. Sin tratamiento, en un 60% de casos provoca la muerte, pero si se acude a un médico puede curarse rápidamente.
  • El mejor fármaco para tratarla (aunque no es el único) es la gentamicina, antibiótico disponible en Mongolia.
  • Cuando se registra un foco de peste se prohíben los viajes a las zonas afectadas, lo cual puede alterar mucho los planes del viajero. Se hacen controles exhaustivos en todos los trenes, autobuses y coches que viajan a Ulán Bator desde esas zonas y se rocían todos los vehículos con desinfectante.

Hepatitis

  • Consiste en la inflamación del hígado.
  • Los síntomas son similares en todas las variedades de la enfermedad e incluyen fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, fatiga y otros dolores, seguidos de pérdida de apetito, náuseas, vómitos, dolor abdominal, orina oscura, deposiciones claras y un color amarillento en la piel y en el blanco de los ojos.
  • Las personas afectadas deben evitar tomar alcohol durante un tiempo tras la recuperación, ya que el hígado necesita recuperarse.
  • La hepatitis A se transmite a través de los alimentos y las bebidas. Conviene acudir a un médico, pero no se puede hacer gran cosa más que descansar, beber muchos líquidos, comer ligero y evitar las grasas.
  • La hepatitis E se transmite del mismo modo que la A; puede resultar especialmente grave en mujeres embarazadas.
  • La hepatitis B es endémica en Mongolia. Se transmite mediante el contacto con sangre infectada o fluidos corporales. Los síntomas pueden ser más graves que los de la A y provocar problemas a largo plazo, como lesiones crónicas del hígado, cáncer hepático o infección crónica.
  • Las variedades C y D se transmiten del mismo modo que la B y también pueden provocar complicaciones a largo plazo.
  • Actualmente hay vacuna contra las hepatitis A y B, pero no contra los otros tipos.

Rabia

  • En el interior de Mongolia, los perros domésticos pueden ser agresivos y estar infectados por la rabia, en cuyo caso es su saliva lo que transmite la infección.
  • Conviene lavar inmediatamente cualquier mordedura, rasguño o incluso el lametón de un animal (si se tiene alguna herida en la piel) con jabón y agua corriente, y luego aplicarse alcohol o una solución yodada.
  • Después, hay que acudir a un médico rápidamente para recibir una serie de inyecciones que eviten la aparición de los síntomas y –en casos extremos– la muerte.
  • El período de incubación de la rabia depende del lugar de la mordedura. En la cabeza o el cuello puede ser de solo 10 días; en las piernas de hasta 60 días.

Tuberculosis

  • Es una infección bacteriana que suele transmitirse de persona a persona a través de la tos, pero también a través de la leche sin pasteurizar.
  • La leche hervida es segura, y el fermento de la leche para elaborar yogur o queso también mata el bacilo.
  • Los viajeros no suelen correr un gran riesgo, ya que es necesario un contacto estrecho con una persona infectada para la transmisión de la enfermedad. Convendría hacerse la prueba de la tuberculina antes de partir, para facilitar el diagnóstico en caso de enfermar.

Riesgos específicos

Golpe de calor

  • Esta afección grave –en ocasiones mortal– puede producirse cuando el mecanismo termorregulador del cuerpo falla y la temperatura corporal aumenta hasta niveles peligrosos.
  • Entre sus causas está la exposición larga y continuada a altas temperaturas, con una ingesta insuficiente de líquidos.
  • Provoca sensación de malestar, sudor escaso o nulo y una temperatura corporal alta. Cuando la piel deja de transpirar, se enrojece y se irrita. También puede provocar confusión, agresividad y delirios.
  • Hay que apartar a las personas afectadas del sol, quitarles la ropa y cubrirlas con una sábana o toalla mojadas, y darles aire continuamente. Si están conscientes, conviene darles de beber.

Hipotermia

  • En un país donde la temperatura puede bajar hasta los -40 °C, el frío hay que tomárselo en serio.
  • La hipotermia se produce cuando el cuerpo pierde calor más rápido de lo que puede producirlo, con el consiguiente descenso de la temperatura interna.
  • Conviene estar muy preparado si se hacen excursiones a pie por cotas altas o si se hace un viaje largo en autobús, especialmente de noche. Incluso en cotas bajas, un viento repentino del norte puede hacer que la temperatura caiga de pronto.
  • Lo mejor es vestirse por capas, con tejidos aislantes como seda, lana o alguna de las nuevas fibras artificiales. Es importante cubrirse la cabeza, por donde se pierde mucho calor, y llevar una capa externa impermeable (como una de esas mantas térmicas para emergencias si se practica senderismo).
  • Entre las provisiones básicas para llevar hay que incluir bebidas y alimentos con azúcares simples, que generan calor rápidamente.

Picaduras

Abejas y avispas Sus picaduras son más dolorosas que peligrosas. Con un aerosol o loción de calamina se puede aliviar el dolor, y el hielo reducirá el dolor y la inflamación. Las personas alérgicas quizá requieran asistencia médica urgente.

Serpientes En Mongolia hay cuatro especies de serpientes venenosas: la víbora Halys (agkistrodon halys), la común europea (vipera berus), la de Orsini (vipera ursine) y la pequeña taphrometaphon lineolatum. Para minimizar las posibilidades de mordedura, en las zonas donde están presentes las víboras conviene llevar botas, calcetines y pantalones largos. Hay que evitar meter la mano en hoyos o grietas y tener cuidado al recoger leña.

Chinches Viven en lugares diversos, pero sobre todo en colchones y sábanas sucias: se pueden detectar por las manchas de sangre en las sábanas o en la pared. Dejan picaduras muy molestas dispuestas en fila por la piel. El picor se puede aliviar con una loción de calamina o un aerosol específico.

Piojos Se instalan entre el cabello, la ropa o el vello púbico, provocando picor e incomodidad. Se contagian por contacto directo con personas infectadas o por compartir peines, ropa, etc. Se pueden tratar con polvos y lociones; la ropa infectada debe lavarse en agua muy caliente y jabón, y secarse al sol.

Informarse es importante

Antes y durante el viaje recomendamos que cualquier información relacionada con seguridad, salud, trámites administrativos como la expedición de visados, etc. sea verificada con el Ministerio de Asuntos Exteriores del país del viajero.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Gastronomía rusa, Siberia, Rusia
La gastronomía rusa no defraudará al viajero porque es tan rica, variada y sorprendente como lo es todo en este inmenso país.
Lazebnaya_Julia_Shutterstock
Museo Jurásico
Con motivo de la publicación para pequeños viajeros 'Cómo ser un cazador de dinosaurios', hacemos un repaso a las mejores excavaciones de dinosaurios.
Pepe Barrios
Klong Jark beach, Tailandia
Viajar a lomos de un elefante, recorrer el Ártico en trineo de perros, dormir entre osos polares, conocer a las serpientes más peligrosas...
Eligenuestraaventura