Cuarto día

Siempre apetece una mañana en Altona. Se desayuna en Mikkels, se disfruta de las vistas desde el Altonaer Balkon y se almuerza en Atlantik Fisch o Von Der Motte.

Un trayecto en S-Bahn lleva a Neustadt para pasar la tarde de compras, descansando en los elegantes cafés que hay bajo los arcos y junto a los canales.

A las 18.00 hay que estar en la estación de U-Bahn de Feldstrasse para el divertido Beatles Tour; se puede cenar después en Nil o Brachmanns Galeron. A continuación se podrá ir a un concierto en Knust o lanzarse a una noche de baile en el surrealista Uebel und Gefährlich.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.