Bienvenidos a Bélgica

Los canales de Brujas, la moda de Amberes, las...

Bienvenidos a Bélgica

Los canales de Brujas, la moda de Amberes, las cervezas trapenses, el chocolate, las patatas fritas, los campanarios, los castillos, los locos carnavales… Pese a su reducida extensión, Bélgica tiene mucho a ofrecer.

Además de su centro histórico, hay cuevas cuajadas de estalactitas, un gran patrimonio postindustrial, ríos en los que se puede remar en kayak a través de tupidos bosques, castillos rurales y playas en el mar del Norte. Los museos de vanguardia y las galerías revelan la compleja historia de lo que ha sido un crisol del arte europeo, desde los primitivos flamencos a las voluptuosas ninfas de Rubens y las sinuosas curvas del art nouveau hasta el surrealismo, los cómics y la moda del s. XXI. Y no hay que perderse algunos de los carnavales más curiosos del mundo.

Cicatrices bélicas

Desde época romana, lo que hoy se conoce como Bélgica ha sido tierra conquistada, sobre todo en los últimos dos siglos. La estatua de un león en lo alto de una colina artificial preside el famoso campo de batalla de Waterloo, donde Napoleón vio declinar su estrella. Una infinita sucesión de tumbas blancas en los campos de Flandes recuerda los cuatro años de infierno de la Gran Guerra y muchos museos honran a las víctimas de la ocupación nazi y de la devastadora batalla de las Ardenas, la última ofensiva de Hitler en la zona al final de la II Guerra Mundial.

La ciudad y el campo

Con sus mágicas plazas, sus campanarios, canales y casas con hastiales escalonados, la mayor parte de las ciudades belgas más encantadoras se hallan en Flandes, muy cerca unas de otras y comunicadas por una eficiente red de transporte público. Sin embargo, buena parte de la montañosa y francófona Valonia es profundamente rural, por lo que para llegar a los destinos de las Ardenas es mejor contar con transporte propio. 

Patatas fritas, chocolate y cerveza

Bruselas y Lieja compiten por el gofre perfecto, y hay infinidad de tiendas especializadas en chocolates. Los enormes mejillones se acompañan de crujientes patatas fritas. La elaboración de cerveza es todo un arte en Bélgica, con un sinnúmero de tipos, entre ellos seis trapenses magníficas, creadas en monasterios aún en funcionamiento. 

 

Por qué me gusta Bélgica

por Mark Elliott, escritor

Una de las cosas que recuerdo más vívidamente de mis viajes de niño es el desconcertante Atomium de Bruselas, que parecía sacado de mis clases de química y no de la mente de un arquitecto. Luego, tras vivir 15 años en Bélgica, acabé dándome cuenta de que el amor por el surrealismo del país va más allá de la pipa de Magritte o los gilles que lanzan naranjas en el carnaval de Binche. Los belgas tienen tal sentido del humor, que incluso afirman que la propia creación de su país, allá por 1830, fue una broma geopolítica.

 

Información práctica

 
1
Surcada por canales y llena de casas con hastiales escalonados, Brujas es el destino romántico por antonomasia. Obviamente, es un secreto a voces, por lo que suele estar abarrotada. Sin embargo, una...
2
El corazón de Bruselas late en su Grand Place, la plaza mayor más bonita de Europa. Está rodeada de casas gremiales con decoraciones doradas y, a un lado, se alza el ayuntamiento gótico, del s. XV.
3
Cuando los vecinos se disfrazan con barriles y campanillas, se ponen níveas máscaras y sombreros con plumas de avestruz, y lanzan naranjas a los transeúntes, cabría pensar que no están del todo bien...
4
En 1857 el suizo Jean Neuhaus abrió una confitería en las Galeries St-Hubert de Bruselas, y allí sigue. A su hijo se le atribuye la creación, en 1912, de la delicia más típicamente belga, el praliné,...
5
El arte figurativo occidental vivió una revolución en el s. XV gracias a los pintores congregados en Brujas, especialmente los hermanos Van Eyck, cuya maestría con el óleo les permitió emular la...
6
La espectacular variedad y prestancia de la arquitectura medieval belga resulta abrumadora, tanto que la Unesco ha catalogado como Patrimonio Mundial 33 beffrois (campanarios construidos como símbolo...
7
En Amberes y Gante, los castillos medievales se alzan en pleno centro. En cuanto a ruinas, los mejores son los de Larochette, Bourscheid y Beaufort, mientras que Bouillon, en las Ardenas, está...
8
Amberes, está especialmente predispuesta a la moda. Su horizonte sigue dominado por uno de los campanarios de piedra más majestuosos de Europa occidental, y sus casas-museo medievales están llenas de...
9
Pedir una cerveza en Bélgica puede suponer enfrentarse a una carta con más de 200 opciones. Cada una se sirve en su propio vaso o copa, a menudo algo extravagante. Las exportaciones de Hoegaarden,...
10
Quienes adoren el encanto medieval de Brujas pero quieran más tranquilidad deben ir a Gante. Esta antigua ciudad cuenta también con canales y hermosa arquitectura, así como una amplia oferta artística...
11
No es necesario ser un experto espeleólogo para explorar el sistema de cuevas más asombroso del norte de Europa, que se extiende en el subsuelo de las Ardenas belgas. La visita a la más conocida, en...
12
Los campos de Flandes de los alrededores de Ypres (Ieper) se convirtieron en sinónimo de muerte en el frente de trincheras durante la I Guerra Mundial. Un siglo después, la zona sigue llena de...
13
Las espirales y la osadía técnica del art nouveau de principios de s. XX conserva magníficos ejemplos en muchas ciudades belgas. Cuando el arquitecto Victor Horta diseñó su propia casa en Bruselas...
14
En casi todas las casas belgas se guarda una colección de bande dessinée (cómics). Al igual que el manga en Japón, aquí se consideran un arte y, de hecho, localmente se suele hablar de ellos como el...
15
Con ocasión del 100º aniversario del comienzo de la I Guerra Mundial en el 2014 y el bicentenario de la batalla de Waterloo en el 2015 se inauguraron varios museos en Bélgica. El Mons Memorial Museum...
1
Visitar casi una docena de destinos en Bélgica en dos semanas es una experiencia agotadora, pero inolvidable. Por supuesto, se admira la Grand Place de Bruselas, se explora la polifacética Gante y...
2
Cuatro de las ciudades históricas más memorables del norte de Europa quedan tan próximas que basta 1 h de tren para ir de una a otra, por lo cual se podrían visitar todas en un fin de semana largo.
3
Esta ruta en coche permite parar en ciudades menos visitadas y en rincones rurales con encanto. Se alquila un automóvil en el aeropuerto de Bruselas o el de Charleroi y se conduce, pasando por...
4
Para recorrer los monasterios y las viejas poblaciones belgas se podrían aducir motivos culturales y fingir que las cervezas locales se prueban por puro compromiso. Se empieza en Bruselas y se...
Mapa
Mapa de Bélgica para preparar tu viaje a Bélgica de la forma más sencilla

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.
iati seguros

Artículos más leídos

Silo Hotel, Ciudad del Cabo, Sudáfrica
10 ideas para dormir en lugares insólitos e increíbles: un hotel de una sola cama, un antiguo silo con vistas asombrosas, 'glamping' en un parque africano...
www.theroyalportfolio.com.the-silo
MAS, Museum aan de Strom, Amberes, Bélgica
Descubre por qué Lonely Planet ha elegido Amberes Top 6 del 'ranking' de las mejores ciudades para viajar en 2018. Este es el Best in Travel 2018.
repistu_iStock Editorial_Getty Images
Amberes, Bélgica
Descubre los rincones de Amberes a través del festival cultural urbano “Amberes inspira Barroco 2018”, una gran oportunidad para conocer esta ciudad belga.
Kris_Ubach

Dónde dormir

Con más de 1.750.000 alojamientos e innumerables ofertas que se actualizan a diario, el viajero podrá reservar el hotel, la villa, el apartamento o incluso el riad ideal para disfrutar al máximo su estancia.