Provenza y la Costa Azul

Bienvenidos a la Provenza y la Costa Azul

La esencia de Francia se halla en la Provenza y la Costa Azul, ya sea en sus carreteras junto a acantilados, en sus campos de lavanda, en sus playas llenas de bañistas o en sus mercados semanales llenos de exquisitices.

Paisajes...

Bienvenidos a la Provenza y la Costa Azul

La esencia de Francia se halla en la Provenza y la Costa Azul, ya sea en sus carreteras junto a acantilados, en sus campos de lavanda, en sus playas llenas de bañistas o en sus mercados semanales llenos de exquisitices.

Paisajes bucólicos

Es la región perfecta para los exploradores. Uno de los placeres de viajar por la Provenza y la Costa Azul es recorrer las carreteras secundarias y descubrir la impresionante variedad de paisajes: campos de lavanda, antiguos olivares, carreteras junto a acantilados, montañas cuajadas de arbustos e incluso montes nevados. En ella se encuentra el cañón más profundo de Europa, la carretera más antigua y el paso de montaña más alto. Y, por supuesto, el Mediterráneo, un brillante espejo azul que devuelve el reflejo de los acantilados, las blancas playas y los cielos azules. Hay que tomárselo con calma; parte del placer está en el camino.

Legado artístico

Lo que atrajo a artistas como Renoir, Chagall, Cézanne o Picasso no fue solo el paisaje, fue la luz, que Matisse describió como “suave y delicada, a pesar de su fulgor”. Tanto cuando se observa un reluciente paisaje marino o una encendida puesta de sol en las montañas, este rincón de Francia siempre parece sacado de un cuadro impresionista. Y con tamaño legado artístico, no es de sorprender que esté lleno de colecciones de arte, además de albergar los estudios en los que trabajaron Van Gogh, Cézanne o Renoir.

Historia

Hace 2000 años, la Provenza formaba parte de la Galia romana. Los romanos dejaron tras de sí un montón de monumentos, construcciones y edificios, además de los primeros viñedos de Francia. La zona está repleta de restos romanos, como los anfiteatros de Nimes, Arlés y Orange, el magnífico acueducto del Pont du Gard e incluso pueblos enteros cerca de Saint-Rémy-de-Provence y Vaison-la-Romaine. Si a eso se añade la colección de yacimientos prehistóricos, abadías medievales, elegantes iglesias y edificios art déco, la Provenza se convierte en un libro de historia viviente.

Alta gastronomía

No importa dónde se acabe, en la Provenza nunca se pasará hambre. La comida es un elemento importante en la vida francesa, pero aquí se transforma en pasión desmedida. Dominada por los sagrados ingredientes de la cocina mediterránea, como el aceite de oliva, el vino, el tomate y el ajo, la cocina de la región es, sin duda, uno de sus puntos fuertes, ya sea en forma de sencillo plato como una soupe au pistou, de aceite de oliva de alguna granja o de una bullabesa en el puerto de Marsella. Bon appetit.

Por qué me gustan la Provenza y la Costa Azul

Por Oliver Berry, autor

Para mí, la magia de la Provenza reside en su variedad. En tan solo un día se pueden vivir las experiencias de unas vacaciones completas: desayuno en la playa, dedicar la mañana a explorar el casco antiguo de Niza, almuerzo en un auberge rural, pasear por las montañas por la tarde y visitar unos viñedos, un pastis a última hora de la tarde, una partida de pétanque y, finalmente, una inolvidable puesta de sol con los Alpes de fondo. Fue el primer lugar que visité en Francia (a la tierna edad de dos años) y desde entonces no he dejado de volver. No puedo estar mucho tiempo sin regresar.

Niza, Provenza y la Costa Azul, Francia
MarinaDa_Shutterstock
Verdon, Provenza y la Costa Azul, Francia
enbats_500px
Abadía Senanque, Gordes, Provenza y la Costa Azul, Francia
StevanZZ_Shutterstock
1
Puestos abarrotados de fruta y verdura, bandejas de quesos y saucisson (salchichón) para probar, vendedores que pregonan su mercancía... Los mercados son un elemento esencial de la vida provenzal.
2
Con sus pueblos colgantes, sus campos de lavanda, sus montañas y su ritmo de vida pausado, el Luberon es un sueño provenzal. Las actividades pueden ser tranquilas: deambular por los pueblos, ir de...
3
El laberíntico casco antiguo de Niza es lo más bonito de esta exquisita ciudad. Por la mañana se llena de vecinos que acuden al mercado de Cours Saleya y a las muchas charcuterías de la ciudad. Por la...
4
Uno de los ejemplos más majestuosos de la ingeniería romana: el Pont du Gard, de tres niveles, tiene 50 m de altura y 275 de largo. En su momento, el canal superior conducía la increíble cantidad de...
5
Este enorme cañón, de 25 km de largo y riscos de hasta 900 m de altura, es una de las maravillas naturales de la Provenza. Tallado durante miles de años por el río Verdon, es todo un espectáculo que...
6
Con la capitalidad europea de la cultura en el 2013 aún fresca, la suburbial Marsella está en alza. Es una de las ciudades con mayor diversidad étnica de Francia, llena de vida y carácter, y todos sus...
7
Este impresionante trío de carreteras litorales ofrece las mejores vistas de la Riviera. La Corniche Inférieure recorre el reluciente litoral y ofrece innumerables oportunidades para darse un chapuzón...
8
Entre los ríos Durance y Ródano, esta tortuosa cadena de montañas es el refugio preferido de los guapos y ricos, y resulta fácil tropezarse con algún famoso. Pero también merece la pena por su...
9
La costa que rodea Marsella se caracteriza por las Calanques, calas a los pies de altos promontorios rocosos que se alzan como torres desde las aguas azules del Mediterráneo. Desde el 2013, este tramo...
10
El Ventoux se alza como un centinela por encima del ondulante paisaje de la región. Su reputación es mítica entre los ciclistas, aunque todo el mundo se siente atraído por el géant de Provence (...
11
Lugar preferido de las superestrellas y los fiesteros en verano, el resto del año se convierte en una tranquila ciudad costera, Saint-Tropez y la península que la rodea parecen tener una doble...
12
Plana y cuajada de lagunas y marismas, la Camarga es un mundo aparte. Este enorme humedal es un lugar fantástico en el que escapar del bullicio de la costa, ya sea para recorrer los senderos a caballo...
13
El Palacio Papal, sede del poder de la Iglesia durante buena parte del s. XIV, es el lugar más conocido de la ciudad, pero existen otros edificios históricos por descubrir, algunos de ellos...
14
Famosa por su espectacular arquitectura romana y por haber sido el hogar del desventurado Vincent Van Gogh, Arlés es una delicia: es pequeña, se puede ir andando a todas partes y en cada esquina hay...
15
La sofisticación sureña impregna todos los rincones de Aix-en-Provence, una elegante ciudad con un impresionante patrimonio artístico. Muchos impresionistas y postimpresionistas buscaron aquí la...
16
Con sus rascacielos, casinos, boutiques y su muelle abarrotado de yates, Mónaco lleva décadas siendo el lugar de ocio preferido por las élites europeas. No es exactamente bonito, aunque en Montecarlo...
Mapa

Descubrir Provenza y la Costa Azul de otra forma

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.
iati seguros

Artículos más leídos

Languedoc-Rosellón, sur de Francia
Es posible viajar a la época del Imperio romano con una ruta por carretera que visita las ruin
7Horses_Shutterstock
Vermont, Estados Unidos
10 propuestas perfectas para proyectos otoñales. El lugar perfecto y el momento adecuado para visitar estos destinos.
Kan Khampanya / 500px

Dónde dormir

Con más de 1.750.000 alojamientos e innumerables ofertas que se actualizan a diario, el viajero podrá reservar el hotel, la villa, el apartamento o incluso el riad ideal para disfrutar al máximo su estancia.