Faro y alrededores

Para muchos turistas la capital del Algarve no es más que un lugar de paso, pero en realidad es una pequeña ciudad con un casco antiguo encantador y una atractiva situación junto al mar. Tiene interesantes cosas que ver y una buena oferta de restaurantes y bares. Además de ser un lugar estupendo como introducción a la región, también puede ser una buena base de operaciones.

Lo mejor en un día

El día puede empezar con un café y una pasta en el moderno Mercado Municipal, ideal para observar a la gente y comprar alimentos frescos. Desde aquí se puede visitar el Centro del Legado Judío, y luego la iglesia de Nossa Senhora do Carmo. Si aún se tiene hambre tras ver tantos huesos, se puede pasar por el Chefe Branco para disfrutar de un sencillo pero delicioso almuerzo portugués.

Tras el almuerzo, exploraremos las callejuelas del casco antiguo. En el Museu Municipal se aprenderá algo más sobre la interesante historia de Faro. Luego se puede ascender al campanario de la catedral para disfrutar de las vistas. Se verán unos curiosos arenales y canales: es la siguiente parada. Desde el muelle cercano se puede hacer una travesía a última hora de la tarde.

En el casco antiguo hay restaurantes turísticos pero deliciosos, como el Faz Gostos. Después se puede ir a O Castelo, bar con actuaciones programadas, a solo unos metros. Para culminar la noche, se puede tomar un cóctel en el elegante y animado Columbus Bar.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Lagos, Algarve, Portugal
El Algarve, que en primavera se convierte además en un lugar muy especial, ofrece rincones casi secretos y experiencias muy diferentes.
Alvaro German Vilela_Shutterstock
Carrapateira, Portugal
Las costas del Alentejo y el Algarve son una magnífica ruta para recorrer en coche. Estas son algunas rutas por las mejores playas y los pueblos más hermosos.
Marnie Pix - Flickr