Sagres y alrededores

Sagres, pequeño pueblo alargado con una rica historia náutica, tiene pinta de fin del mundo, con su erosionado litoral y su fortaleza en lo alto del acantilado. Tiene fácil acceso a buenas playas y a actividades acuáticas, y últimamente se ha hecho muy popular como destino de surf. La visita a los imponentes acantilados del cabo São Vicente es una excursión preciosa.

Lo mejor en un día

Dando un paseo al puerto se verá la actividad matinal. Lo mejor es la subasta en la lota, cerca del rompeolas. Échese un vistazo a la oferta de travesías en barco; quizá valga la pena reservar algo para media tarde. Luego se puede visitar la fortaleza y dedicar el resto de la mañana a explorar el cabo, tras las imponentes murallas.

Después de almorzar en A Sagres, junto a la rotonda próxima a la fortaleza, se pueden recorrer los 5 km hasta el Cabo de São Vicente a pie o en coche, admirar el agreste panorama y visitar el pequeño Museu dos Faróis. De vuelta al pueblo, es hora de echarse al agua, o pasar un par de horas en una de las playas, quizá la de Martinhal.

Quizá se quiera volver al cabo de São Vicente para ver ponerse el sol tras el Atlántico. En Sagres, se puede cenar en A Casinha, con una deliciosa cocina portuguesa, y luego ir a tomar algo a los bares de Rua Comandante Matoso.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Lagos, Algarve, Portugal
El Algarve, que en primavera se convierte además en un lugar muy especial, ofrece rincones casi secretos y experiencias muy diferentes.
Alvaro German Vilela_Shutterstock
Carrapateira, Portugal
Las costas del Alentejo y el Algarve son una magnífica ruta para recorrer en coche. Estas son algunas rutas por las mejores playas y los pueblos más hermosos.
Marnie Pix - Flickr