Primer día

La región de Faro tiene atracciones muy diversas, que muestran la historia y el entorno natural del Algarve. Se puede empezar el día en Cidade Velha, el atractivo y compacto casco antiguo de la ciudad. Tras visitar la la catedral y subir al campanario para ver la ciudad, los estuarios y las islas frente a la costa, se puede hacer una rápida visita al Museu Municipal para luego acercarse a la Igreja de Nossa Senhora do Carmo y contemplar la fantasmagórica belleza de su capilla hecha con huesos y calaveras.

Por la tarde vale la pena contratar una travesía en barco, preferentemente de las largas, para adentrarse en el Parque Natural da Ria Formosa. Otra opción es alquilar un kayak y explorarlo por cuenta propia.

 O Castelo es un buen lugar para tomarse una copa al atardecer; luego se puede cenar en alguno de los excelentes restaurantes de Faro. En la Cidade Velha son más turísticos pero es innegable que tienen ambiente, como el elegante Faz Gostos, mientras que al norte del centro hay restaurantes de barrio acogedores y baratos, como el Chefe Branco.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Lagos, Algarve, Portugal
El Algarve, que en primavera se convierte además en un lugar muy especial, ofrece rincones casi secretos y experiencias muy diferentes.
Alvaro German Vilela_Shutterstock
Carrapateira, Portugal
Las costas del Alentejo y el Algarve son una magnífica ruta para recorrer en coche. Estas son algunas rutas por las mejores playas y los pueblos más hermosos.
Marnie Pix - Flickr