Miragaia

Las pintorescas casas de Miragaia descienden suavemente hacia la orilla del río creando un ambiente delicioso para pasear. Además de un puñado de sitios y un museo abarrotado de arte, su gran atractivo son sus callejuelas, por donde perderse y encontrar elevados miradores, bares anclados en el pasado y tabernas familiares como las de Vitória, el barrio judío. Aquí cada calleja rezuma historia.

Lo mejor en un día

Lo primero es dirigirse al Museu Nacional Soares dos Reis, situado en el Palácio das Carrancas, para admirar su gran colección de artes plásticas y decorativas. Su principal atracción es O Desterrado (El desterrado), escultura de António Teixeira Lopes. Para recuperarse se puede tomar un café con un pastel casero o un almuerzo ligero en el diminuto Atelier.

A continuación se puede visitar el Centro Português de Fotografia, situado en una antigua cárcel. Los amantes de la fotografía disfrutarán con la nostálgica colección de cámaras antiguas y las emotivas exposiciones fotográficas. Desde aquí es fácil adentrarse en el laberinto de callejuelas del antiguo barrio judío.

El paisaje urbano iluminado es imponente desde el Miradouro da Vitória. Luego se puede pasar al Camafeu para disfrutar de una comida suculenta servida con estilo en un elegante comedor con lámparas de araña. Tras la cena se puede escoger entre una velada con los bohemios y alternativos de Oporto en el Pinguim Café o las actuaciones y los DJ del local de moda, Breyner 85.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Oporto, Portugal
Una selección de propuestas gratuitas para descubrir Oporto y disfrutar del momento de plenitud que vive esta bella ciudad portuguesa.
Rob_van_ Esch_Shutterstock
Oporto es bonito, pero si uno se sumerge en sus coloridas calles descubre un mundo de arte urbano
Actividades poco conocidas y para presupuestos ajustados en ciudades de todo el mundo. De la mano de los expertos de Lonely Planet.
ESB Professional_Shutterstock
París, Francia
Los fines de semana primaverales son el momento perfecto para escaparse a visitar algunas de las ciudades más interesantes de Europa.
Nitikorn Poonsiri - Shutterstock