Wynwood y el Design District

Estos son dos de los barrios más creativos de Miami, famosos por su floreciente escena artística. Wynwood, antaño un terreno industrial baldío, ahora alberga galerías, tiendas alternativas, cafés, restaurantes y una increíble gama de arte callejero. El más pequeño Design District también alberga galerías, además de lujosas tiendas y una variada mezcla de bares y restaurantes.

Lo mejor en un día

Se empieza el día con unas pastas recién horneadas en el Zak the Baker y un buen café en el Panther Coffee, para bajar paseando hasta las Wynwood Walls y ver las enormes obras de arte que cubren una antigua zona industrial. Para más arte de calidad, hay que visitar algunas de las galerías de Wynwood; muchas son gratis, mientras que otras, como la fabulosa Margulies Collection at the Warehouse, cobran una entrada que vale la pena pagar.

Para almorzar, se sube hasta el Design District y se disfruta de sustanciosa comida tex-mex en un entorno kitsch en el Lost & Found Saloon; luego se da un paseo por el barrio para ver instalaciones de arte público, galerías y lujosas tiendas.

Por la noche hay que regresar a Wynwood para ver el barrio cuando está más animado. Se reserva mesa en el Alter, uno de los mejores restaurantes del barrio, se toma una cerveza artesanal en el Boxelder y se sube hasta el Lagniappe para disfrutar de música en directo en un encantador patio trasero.